-->

5/26/2014

Tips de cabello


Life & Beauty Weekly: Tendencias: Belleza & Pelo

Un secado de salón de belleza en tu casa

By Beth Janes for Life & Beauty Weekly

La mayoría de nosotras sabemos cómo se siente salir del salón de belleza con un cabello hermoso, ligero y con movimiento: Caminamos con la cabeza en alto y llenas de confianza.
Y luego, una vez que te lavas el cabello en casa, no logras recrear ese efecto profesional con tus propias manos y una secadora. Es que realmente no tienes tiempo (ni ganas) de dividir tu cabello en innumerables secciones y peinarlas una por una.
Afortunadamente, existen atajos a la hora de secarte el cabello en casa, que no llevan demasiado tiempo y te ayudan a lograr un look fantástico. “Las madres de familia ocupadas pueden lograr un efecto profesional en menos tiempo” dice Paul Labrecque, propietario del Paul Labrecque Salon and Spas en Nueva York.
Así que la próxima vez que tu cabello húmedo pida a gritos que lo peines, sigue los consejos de Labrecque paso a paso para un secado profesional en casa.

1. Primero sécate con una toalla
Después de ducharte, elimina el exceso de agua del cabello y envuélvelo en una toalla. Deja el cabello envuelto durante unos tres a cinco minutos (mientras te lavas los dientes y te preparas). Así, lograrás eliminar la mayor cantidad de agua posible. “Cuando el cabello está empapado, el secado toma el triple de tiempo”, dice Labrecque. “Además, el exceso de humedad puede diluir tus productos para el peinado, haciendo que pierdan su eficacia”.


2. Aplica un acondicionador que no se enjuague
“Aplicar un acondicionador que no se enjuague es importante para todo tipo de cabello, ya que ayuda a prevenir el efecto frizz, el daño y la estática mientras te secas”, dice Labrecque. Si tu cabello es fino, opta por un spray para evitar añadir peso. Para los cabellos gruesos y ondulados se recomienda usar una crema para controlarlos mejor. Aplica el producto desde la mitad hasta las puntas, y luego péinate con un peine de dientes gruesos para distribuirlo uniformemente y eliminar los nudos.


3. Despega tus raíces
Un spray para las raíces, aporta volumen y cuerpo pero tiene que penetrar en todas las raíces para lograr el efecto deseado. “La mayoría de las mujeres solo rocía la parte superior de la cabeza y luego se preguntan sorprendidas por qué no logran obtener el volumen que quieren”, dice Labrecque. “En el salón de belleza, los estilistas lo aplican en toda la cabeza”.

La mejor técnica de aplicación es rociar en capas. Primero, coloca la boquilla a más o menos 5 pulgadas de la parte superior de la cabeza y rocía las raíces. Luego, separa esa sección superior y quítala del camino con clips para que puedas rociar el área que se esconde debajo. Asegúrate de rociar ambos lados y la parte de atrás de la cabeza. Ahora, separa esa nueva sección, muévela hacia arriba y aplica el spray en las raíces que se encuentran por debajo. Repite el mismo movimiento hasta llegar a la última capa. Masajea ligeramente el cuero cabelludo con la punta de los dedos para hacer penetrar el producto.

4. Sécate cabeza abajo
“Cuando no tienes demasiado tiempo no necesitas separar el cabello en secciones y enredarte con tantos clips para secarlo”, dice Labrecque. Puedes darle volumen al cabello secándote cabeza abajo. “La clave está en utilizar tus dedos para despegar las raíces del cuero cabelludo”. Continúa hasta que todas las raíces estén secas y el resto del cabello esté casi seco.


5. Usa un cepillo redondo
Con el cabello aún hacia adelante, toma la secadora en una mano y un cepillo redondo con cerdas de jabalí con la otra. Cepilla las capas inferiores del cabello desde la nuca hacia las puntas mientras secas. De esta manera sigues el trabajo que empezaste con los dedos, despegando las raíces del cuero cabelludo. “Así, obtendrás el mismo efecto que si separas y secas secciones individuales, la única diferencia es que es más rápido y fácil”, dice Labrecque.

Las cerdas de jabalí también te ayudan a dar lustre y suavizar las capas superiores del cabello para evitar el frizz. Elije un cepillo delgado (de 2 pulgadas de diámetro aproximadamente), si tu cabello es delgado y necesita volumen, o uno más grande si tu cabello es grueso, dice Labrecque. 

6. Seca las capas intermedias
Cuando la base ya esté completamente seca vuelve a colocar el cabello hacia atrás. Separa y enrolla la sección superior del cabello, desde los extremos de la frente hacia arriba, hasta formar un rodete, y mantenlo en su lugar con clips, para que tengas acceso a las capas intermedias. (Cuando te secas cabeza abajo , esta sección de cabello suele quedar escondida y permanecer húmeda, aún cuando te parece que tu cabello está totalmente seco. Esta humedad aplasta tu cabello y le quita movimiento).  

Toma una sección de esa capa intermedia, coloca el cepillo en la raíz y seca desde arriba. Cepilla lentamente el cabello de manera que el mechón quede paralelo al suelo mientras lo secas (si cepillas el cabello hacia abajo lo aplastarás demasiado).
“Cuando llegues a las puntas con el cepillo y la secadora, haz girar el cepillo con la mano para darle a las puntas un ligero rizado”, dice Labrecque. Así lograrás ese acabado prolijo y brillante de salón.
Repite el mismo movimiento en la sección adyacente, la sección de atrás y las dos secciones del otro lado.

7. Suaviza y define
Deshaz el rodete de la sección superior. Aunque esté seco, utiliza la misma técnica de secado con el cepillo del paso 6 para suavizar el cabello y rizar las puntas. 


Beth Janes is the managing editor of Life & Beauty Weekly. Her articles have appeared in such magazines as Self; Good Housekeeping; O, The Oprah Magazine; Ladies’ Home Journal and Natural Health.


Share this Post Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr


No hay comentarios: