-->

5/30/2014

Familia


Life & Beauty Weekly: Tu Salud

Consejos para padres: Cómo funcionar en equipo

By Cynthia Hanson for Life & Beauty Weekly

A ti no te gusta que los niños se queden viendo la televisión por la noche, pero tu marido les permite ver el canal de Disney después de la cena. O quizás tú crees que sus castigos son demasiado duros, pero él piensa que tú cedes demasiado fácil. Si ustedes dos no se pueden poner de acuerdo para decidir la crianza de los hijos, ¡no están solos! Estos son algunos consejos de los expertos, que te ayudan a funcionar como un verdadero y eficiente equipo de padres.
“En la mayoría de las parejas hay filosofías diferentes acerca de la crianza, y están fundamentadas en cómo ha sido criado cada uno,” explica la Doctora en Educación Michele Borba, autora del libro: The Big Book of Parenting Solutions. “Es casi inevitable, que un padre sea más permisivo que otro en cada cuestión: desde los permisos para la TV y las computadoras, la tarea escolar, las obligaciones en la casa”. Estas diferencias en la forma de manejar la autoridad pueden desatar discusiones… y hasta una guerra doméstica. “Las peleas causan tensión en los matrimonios, lo cual provoca una ira persistente, que erosiona la intimidad”, explica la Doctora en Psicología Fran Walfish, autora de The Self-Aware Parent.
Las diferencias de criterio de los padres sobre la crianza, también afectan a los niños. Cuando los pequeños saben que mamá y papá no están de acuerdo, tratan de manipularlos con el fin de salirse con la suya… lo cual sólo empeora las cosas, y arrastra problemas a futuro. Como la Dra. Walfish apunta: “Si los niños dominan a los padres, desarrollan una actitud prepotente y arrogante que le traerá problemas en la escuela, en el trabajo o en la vida”.
Aquí te damos 4 consejos para que ustedes en casa dejen de ser adversarios, y pasen a ser “padres aliados”:
Evalúen la realidad.
Debes tener una conversación honesta con tu esposo o tu pareja sobre los desacuerdos que afectan a la familia. En primer lugar, deben aceptar que no van a estar de acuerdo en todo, y tratar de entender los argumentos del otro. A continuación, deben comprometerse a dejar de discutir frente a sus hijos. “Los niños respetan a los padres que tienen un mensaje mutuamente alineado”, dice la Dra. Walfish. “No sólo ellos le pierden el respeto a los padres que abiertamente menoscaban al otro y se culpan entre sí; además, esa lucha abre la puerta para que se enfrenten los padres entre sí”.
Comienza hoy mismo, de a poco.
Busca los puntos sobre los cuales estén ambos de acuerdo. Por ejemplo, si coinciden que los niños deben acostarse a las 9:00, o hasta qué hora deben mirar TV o conectarse a Internet, hagan cumplir estas normas siempre. Si ambos son coherentes, es muy probable que tu hijo se comporte como ustedes quieren, lo cual hará más fácil que todo funcione bien cuando se presenten temás más difíciles de resolver, tanto ahora como en el futuro, según la Dra. Borba.
Habla claro.
Tus hijos deben enterarse de que ustedes conforman un “frente unido”, y luego lo deben poner en práctica. “Una costumbre útil es pegar una lista de reglas de la casa sobre la nevera”. Cuando el niño intente agotar tu paciencia, muéstrale la lista y dile: “Mamá y papá están de acuerdo en que no puedes ver películas por la noche”. O bien: “Estamos de acuerdo en que debes escribir notas de agradecimiento cuando recibes regalos”, aconseja la Dra. Borba. También es bueno repetir frases cortas, consignas, que sean muy fáciles de recordar: “La cena siempre antes del postre”… y repítelas cantando o con tonos divertidos para reforzar el mensaje. Al principio, habrá una cierta resistencia de tus hijos; y tendrás que explicarles varias veces lo mismo, de una manera simple y manteniendo los mismos argumentos. Te preguntarán mucho: “¿Por qué?”. Y debes responder :“Porque esto es lo que mamá y papá piensan que es lo mejor”.
Pidan ayuda.
Si ustedes no pueden llegar a un acuerdo, deben considerar tomar una clase sobre habilidades para padres o consultar a un profesional que funcione como un tercero objetivo: un consejero, un pediatra o un clérigo. Los desafíos para los padres nunca cesan: todo es más difícil a medida que pasan los años. Así que, cuanto antes vivas la crianza como un deporte de equipo, ¡mejor será para todos!

Cynthia Hanson es una periodista de Philadelphia que escribe para diversas publicaciones nacionales tales como Ladies’ Home Journal, Parents y American BabyYa ha escrito antes para Life & Beauty Weekly.


Share this Post Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr


No hay comentarios: