-->

3/19/2014

Tips de Hogar


Las Fabulosas: Hogar y felicidad

Las Mejores Maneras de Almacenar los Comestibles

By Lauren Fischer for Las Fabulosas

Mantener tu cocina surtida con alimentos frescos es una gran manera de asegurar una dieta saludable para la familia. Pero un gran viaje de compras puede volverse un desastre si olvidas lo que compraste. Evita desperdiciar comida y dinero almacenando adecuadamente todos tus alimentos, siguiendo los consejos del National Center for Home Food Preservation (Centro Nacional para la Preservación de Alimentos o NCHFP, por sus siglas en inglés)
Guía de Almacenamiento de Alimentos
Un refrigerador surtido puede ser una bendición, pero “es una buena idea que la gente piense acerca del flujo de aire y se asegure de que el aire pueda circular”, dice Kasey Christian, un portavoz del equipo del NCHFP. Evita la saturación, limpiando el refrigerador con frecuencia. Un congelador lleno, por otro lado, es más eficiente que uno parcialmente ocupado. Para mantenerlo organizado, Christian recomienda hacer una lista de lo que colocas ahí y cuándo fue empaquetado. Al ir de compras, revisa las fechas de “vender antes de” y “usar hasta”.
Almacenando Hierbas: Las hierbas y especias secas deben guardarse en recipientes herméticos, en un lugar seco y alejado de fuentes de calor o de la luz (piensa en una alacena limpia). Las hierbas almacenadas en la alacena se pueden conservar durante uno o dos años, según la Extensión Cooperativa de la Universidad de Georgia.
Las hierbas frescas requieren más mantenimiento para durar. Las hierbas como la albahaca y el cilantro se pueden almacenar durante un máximo de una semana sobre una mesa o repisa, en un vaso con aproximadamente una pulgada de agua. Asegúrate de recortar las puntas antes de colocarlas en el vaso. Las hierbas también pueden envolverse en una toalla de papel húmeda y se almacenan en una bolsa con cierre. Diferentes hierbas necesitan diferentes niveles de humedad: el cilantro y el perejil necesitan más, mientras que las hierbas como el romero y el tomillo necesitan menos.
Almacenando Verduras: La mayoría de los vegetales frescos deben ser guardados en el refrigerador o el congelador en la siguiente hora después de su compra en la tienda de comestibles, con la excepción de las verduras tales como el camote (batata), los tomates rojos (jitomates) y las cebollas. La Universidad Estatal de Colorado ofrece las siguientes instrucciones para almacenar en el refrigerador los vegetales que consumimos con frecuencia.
  • Maíz y champiñones – Hasta dos días
  • Judías verdes (ejotes), brócoli, coles de Bruselas, lechuga y pimientos o chiles – Hasta una semana en el refrigerador
  • Zanahorias – Hasta dos semanas en el refrigerador
Almacenando Fruta: La mayoría de las frutas se pueden guardar en el refrigerador o en el congelador, con excepción de las manzanas, los aguacates y los plátanos. Los duraznos, las nectarinas, las peras y las ciruelas deben madurar a temperatura ambiente antes de refrigerar. Revise todas las frutas antes de refrigerar para asegurarse de que no hay ninguna podrida (o elimina las que lo estén) para evitar su propagación.
  • Las bayas tales como arándanos, moras y fresas – Hasta dos días
  • Uvas verdes y rojas, duraznos y peras ya maduros – Hasta cinco días
  • Melones cortados, tales como el chino y el gota de miel – Hasta una semana
  • Frutas cítricas, tales como naranjas y toronjas – Hasta tres semanas
Almacenando Carnes: Las carnes son los alimentos más importantes para refrigerar o congelar inmediatamente después de la compra: Nunca deben ser dejados fuera por más de una o dos horas. Cuando guardes la carne en el congelador durante más de dos semanas, sácala de su empaque original y guárdala en una bolsa de almacenamiento para congelador.
  • Chuletas (cordero, cerdo, ternera) - Hasta cuatro días en refrigeración; hasta seis meses en el congelador
  • Carne molida – Hasta dos días en refrigeración; hasta cuatro meses en el congelador
  • Filete – Hasta cuatro días en refrigeración; hasta un año en el congelador
  • Carnes frías – Hasta cuatro días en refrigeración; hasta dos meses en el congelador
  • Carnes preparadas – Hasta cuatro días en refrigeración, hasta tres meses en el congelador
  • Pollo y pavo – Hasta dos días en refrigeración; hasta un año en el congelador
Lauren Fischer  es una escritora independiente que ha colaborado con Woman’s World, People, Makeup Deal of the Day y SavvyMiss.com.

Share this Post Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr


No hay comentarios: