-->

5/18/2014

Salud


Las Fabulosas: Éxito

Amad Vuestro Cuerpo: Una Mirada Saludable a la Imagen Corporal

By Francesca Velásquez for Las Fabulosas

Para muchas mujeres, estar a la altura de los ideales de belleza de las culturas hispana y americana no es nada fácil. Diariamente, nos enfrentamos a problemas de imagen corporal únicas --"¿Soy lo suficientemente delgada?" "¿Es mi nariz demasiado grande" "¿Son mis pies feos?"--, y a situaciones que pueden interponerse en el camino de nuestra aceptación y amor a nuestro cuerpo y a nosotras mismas. He aquí a cinco mujeres comparten por qué se aman y celebran a sí mismas. ¡Te retamos a hacer lo mismo con tu cuerpo!
"Me paraba frente al espejo y calificaba cada área de mi cuerpo del uno al 10. La parte de mi cuerpo que nunca tenía buena puntuación eran mis muslos."
"Siempre parecían tan grandes y temblorosos. Los odiaba. No fue hasta que empecé a ejercitarme que dejé de obsesionarse con mis piernas. Entonces, un día, me di cuenta de que todo mi cuerpo, incluyendo las piernas, estaba en buena forma. Mis muslos estaban todavía grandes, pero eso es sólo cómo se formó mi cuerpo y no había nada que pudiera hacer para cambiarlo. También me ayudó a ver a las mujeres como Jennifer López y Kim Kardashian mostrando orgullosamente sus grandes glúteos y muslos y mirándose tan sexys y confiadas. Así que empecé a aceptarme a mí misma y ahora creo que mis muslos son sexys".
- Nichole Moreno, 40
Tengo el talle corto, con caderas anchas y un gran busto, pero no por eso me siento menos segura.”
"A las latinas, en general, se les enseña a amar a la forma de su cuerpo, a sabiendas de que va en contra de la norma americana de lo que se cree tradicionalmente que es la belleza: ser alta, rubia y de ojos azules. Yo sé que mi forma y tamaño son diferentes, pero me siento segura porque ser diferente también es hermoso."
- Harumi Yoshida, 26
"Aunque el ideal de cuerpo de una latina se supone que es curvilíneo y voluptuoso, mis caderas son bastante estrechas."
"Por suerte, mis padres me enseñaron a querer mi cuerpo desde que era una niña. Aprendí muy pronto a sentirme cómoda en mi propia piel. Como resultado, hoy en día, sé que mi cuerpo es hermoso y que cualquiera puede ser sexy en cualquier talla."
- Karla Minchala, 25
Soy una mujer y todas somos cambiantes.”
“Mi peso fluctúa entre cinco y ocho libras en cualquier día, dependiendo de cuánto comí la noche anterior. Así que no es sorpresa que mis emociones sobre mi peso y mi cuerpo en general también cambien dependiendo de mi humor, que también cambia. Acepto las cinco libras extra –o 10. Acepto la habilidad de ponerme un vestido que no pude la semana pasada. ¿No seríamos aburridas si no cambiáramos? Amo lo que soy hoy.”
- Yeilin Bonilla, 32
Fui bendecida con todo el ADN del cabello por parte de mi padre y de mi madre.
"Tenía pelo por todas partes: en los labios, el mentón, el ombligo, los brazos, las piernas. ¡Hasta en mis dedos de los pies! Para empeorar las cosas, mi mamá no me dejó depilarme hasta que estaba en la escuela secundaria. Durante la mayor parte de mi vida, me avergoncé de todo ese pelo, y finalmente me deshice de la mayor parte de él con tratamientos de láser. Cuando llegó el momento de quitar el vello de mis brazos, sin embargo, no pude hacerlo. En el último momento, decidí que quería mantenerlo. Yo quería tener algo que me recordara a mis padres y cómo vine al mundo."
- Johanna Robles, 37
Francesca Velásquez  contribuye por primera vez con Las Fabulosas.

Share this Post Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr


No hay comentarios: